max 17 min 7 . Martes, 2 de septiembre de 2014.
Historia PDF Imprimir E-mail
La afición a los juegos de azar es tan antigua como la civilización, por lo que tratar de hacer una relación exhaustiva de los antecedentes del juego de la lotería sería prácticamente imposible. En la antigua Roma ya se jugaba una rifa o lotería durante las fiestas saturnales. Ya durante el Imperio, se celebraban sorteos en las fiestas públicas en los banquetes cuyos premios solían consistir en entradas para los espectáculos o en objetos de caracteristicas jocosas, aunque en algunas ocasiones eran objetos de verdadero valor.
La primera lotería parecida a las actuales (con venta de billetes numerados y con premios en dinero) de la que se tiene noticia se realizó en los Países Bajos en 1466, organizada por la viuda de Van Eyck.
En 1561 Valladolid, declarada por las Cortes del Reino celebradas en Ocaña en 1422 como la villa más noble de Castilla, sufrió un terrorífico incendio que asoló el centro de la población destruyendo las dos terceras partes de las casas que integraban las calles damnificadas, ante lo cual y con el fin de allegar recursos económicos para la reconstrucción, se ideó una lotería con premios de 105.000 ducados que fue autorizada por carta real dada en Madrid el 6 de octubre de 1567 (de la que se encuentra una copia en el archivo de Simancas). El plazo para la venta de las "suertes" o boletos había de comenzar el día 25 de noviembre de ese año y finalizar el 15 de agosto del año siguiente, 1568, si bien la extracción y publicación de los premios sería el 29 de septiembre de dicho año 1568.
Pero transcurrió el plazo que se fijaba en el anuncio para el sorteo sin que este se efectuase y la lotería quedó en suspenso, "se presume que por no poder juntar la cantidad que se esperaba y así redundaban las dichas suertes antes en el daño que en provecho" de Valladolid. En 1581 el Rey ordenó al Concejo de Valladolid que "devolviese los dineros cobrados o recibidos para las suertes o que enviase relación y cuenta de los ingresos y gastos habidos en este negocio". Cumplió el segundo de los mandatos.
Cuando Carlos III accedió al trono de España en 1759 después de haber reinado en Nápoles durante veinticinco años funcionaba en aquel reino un juego de lotería llamado "la beneficiata", juego que fue copiado para su instauración en España, a instancias del secretario o ministro de Hacienda, el italiano Marués de Esquilache, para "beneficio de los hospitales y otras obras pías.
En 1812, cuando se instauró la Lotería Moderna, existía en Nueva España una lotería que fue copiada para el establecimiento de la Lotería Nacional.
Fuentes: "Un sorteo de lotería del siglo XVI". Filemón Arribas Arraiz., "La Lotería cumple doscientos años. Pequeña historia de un gran juego". Emilio de Urarte.
* tomado de: http://personal.redestb.es/e_rguez/loteria/ant_lot.htm
LA LOTERÍA EN COLOMBIA
El juego de lotería es el más antiguo del país, cuyo origen se remonta a los tiempos del Virreinato de la Nueva Granada y se ha mantenido a través de la historia Colombiana; siendo la fuente más estable y tradicional del Estado para el desarrollo de la salud pública.
La primera lotería oficial jugó por primera vez en 1801 y fue organizada y controlada por el Cabildo Municipal de Santa Fe de Bogotá con un premio mayor de mil pesos ($1.000,00 M/cte.). Se emitieron 2.000 boletas de veinte reales por cada boletín y las utilidades ($453,00) se destinaron para obras de beneficio social como la "Casa de Recogidas para Castigo y Contención de Mujeres Abandonadas y Prostitutas".
En 1812, al comienzo de la independencia y bajo la presidencia de Don Antonio Nariño, se realizó el primer sorteo de la lotería popular.
En 1923 el Presidente Pedro Nel Ospina, sancionó la Ley por medio de la cual entregó a los Departamentos el monopolio para la explotación de las loterías con premios en dinero y con el único fin de destinar su producto a la asistencia social.
LA BOGOTÁ QUE VIO NACER A LA LOTERÍA DE BOGOTÁ
A finales de los años 60, el desarrollo urbano de Bogotá estaba atrasado con relación a otras capitales latinoamericanas. En 1960 se calculaba que la ciudad tenía un retraso de 22 años en el campo de la construcción. En 1961 se inició el despegue de esta industria, con la construcción de “Ciudad Techo”, hoy Kennedy con un presupuesto de 240 millones de pesos.
En el año 1967 se confirma a Bogotá como sede del XXXIX Congreso Eucarístico Internacional, al cual asistiría el Papa Pablo VI. Por primera vez nuestra ciudad era visitada por un personaje de esta importancia mundial y para un país tan religioso como Colombia este constituía un acontecimiento sin precedentes.
La administración distrital, encabezada por el Alcalde Virgilio Barco Vargas (1966 a 1969), trazó un vasto plan destinado a terminar algunas de las obras iniciadas por su predecesor, Jorge Gaitán Cortés e iniciar otras nuevas para la modernización de la ciudad. Fue así como se construyeron la Carrera 30, la Avenida 68 y la Calle 19, entre las vías más importantes.
Bogotá comenzaba a modernizar su estructura vial, estimulada en gran parte por la visita papal.  Aunque en 1954 fue expedido un decreto en virtud del cual se convertía a Bogotá en Distrito Especial a partir del 1 de enero de 1955, para la fecha la Lotería de Bogotá luchaba todavía por su independencia administrativa y fiscal.
En 1968 el entonces presidente de Colombia, Carlos Lleras Restrepo, expidió el Decreto Ley 3.133 que definió la estructura administrativa del Distrito y otorgó al Alcalde y al Concejo de Bogotá las mismas atribuciones de los gobernadores y las Asambleas Departamentales.
Fue un verdadero estatuto administrativo para la capital que realmente lo necesitaba. El cabildo, por su parte, no se quedó atrás y por medio del Acuerdo 41 de 1968 reglamentó el gravamen de valorización que permitió darle un impulso al desarrollo de la ciudad.
Bogotá tenía graves problemas de servicios públicos, uno de los más preocupantes era el de acueducto y alcantarillado pues el agua que llegaba a las casas era totalmente impotable y se registraban graves problemas de salud entre la población, especialmente por trastornos gastrointestinales.
En 1967 se consolida el Plan Maestro de Alcantarillado cuando el cabildo decide cobrar por valorización las obras ejecutadas de acuerdo con este plan, estas eran principalmente obras de drenaje. En materia de energía eléctrica, solo hasta 1967 se inició la interconexión de la capital con el resto del país.
Durante los días inmediatamente precedentes al primer sorteo, Bogotá vivió muchos acontecimientos dignos de resaltar. El 11 de Agosto se inaugura el Campo Eucarístico con una misa dominical oficiada por Monseñor Aníbal Muñoz Duque a la cual asistieron 50.000 personas. El 12 de Agosto, mediante Decreto 2210, el Gobierno Nacional crea el Consejo Nacional del Trabajo, compuesto por trece miembros con la función de asesorar al gobierno en política laboral, previsión social y desarrollo.
El jueves 15 de Agosto un acontecimiento doloroso quiebra la tranquilidad capitalina que escondía la excitación por el Congreso Eucarístico: Muere trágicamente el ex Alcalde de la ciudad, Jorge Gaitán Cortés, al caer del segundo piso de los talleres de El TIEMPO. El 16 de agosto, la Lotería de Bogotá cancela la recepción que había programado para el día siguiente, con motivo del primer sorteo de su historia, en señal de duelo por el fallecimiento del Doctor Gaitán Cortés.
El 17 de agosto se llevó a cabo el primer sorteo. Aquel día, la Junta Directiva estaba conformada por Virgilio Barco Vargas (Alcalde Mayor), Germán París Aya (Gerente) Maruja de Salom, Alfredo Martínez Guerra, Alvaro López Montañéz y Alberto Rojas Segura. El domingo 18 de agosto el Cardenal Giacomo Lercaro, secretario del Papa instala el Congreso Eucarístico en el cual estaría centrada la atención de los bogotanos durante un buen tiempo.
El 22 de Agosto de 1.968 sería un día histórico para la capital de la república: llega el Papa Pablo VI, quien ofició su primera misa en Colombia en los campos de la antigua hacienda El Salitre para celebrar la ordenación de nuevos jóvenes sacerdotes.
A grandes rasgos, esta fue la Bogotá que vio nacer la lotería que lleva su nombre, que fue creada mediante Acuerdo 81 de 1967 y realizó su primer sorteo el 17 de Agosto de 1968.
PRIMEROS MILLONARIOS CON LA LOTERÍA DE BOGOTÁ
El 17 de agosto de 1968 nació la LOTERÍA DE BOGOTÁ con el slogan: LA LOTERÍA DE BOGOTÁ LE DARÁ SU CAPITAL, y así lo hizo.
Con un costo de $10.00 por fracción, la Lotería de Bogotá ofrecía un premio mayor de Un millón de pesos. Además de 6 secos de $5.000, 12 secos de $3.000. El primer premio mayor fue el número 4528, vendido en la ciudad de Cali.
Increíble… pero cierto Cayó el 0000
El premio mayor del sorteo 566, realizado el 21 de noviembre en 1979, de 7 millones de pesos se le escapó a los compradores porque nadie creyó que podría caer.
Fuentes:
“Un Balance con Beneficio Social” Lotería de Bogotá - 1991
“Breve Reseña Histórica Lotería de Bogotá, 1968 – 1988” – Jorge Farré Rodríguez - Gerente
“Historia de los Números Ganadores Durante 23 años de la Lotería de Bogotá” - Lotería de Bogotá 1990
 




Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

 

Mapa del sitio:
Cra 32A # 26 - 14. PBX: 3351535. Horario de atencion: 8:00 a.m. a 5:00 p.m.- jornada continua.
Linea de atencion gratuita 018000123070. cliente@loteriadebogota.com
/html>